CORREOS DE CUBA ESTÁ AUTORIZADO A REALIZAR OPERACIONES FINANCIERAS INTERNAS, NO A RECIBIR REMESAS DESDE EL EXTERIOR…

El Grupo Empresarial Correos de Cuba esclarece que, a partir de la licencia que le fuera otorgada recientemente por el Banco Central de Cuba (BCC), en su Resolución 208 del 12 de agosto de 2021, la misma le autoriza a efectuar en sus unidades servicios de pago de Asistencia Social y Seguridad Social; pago de giros postales en efectivo dentro del territorio nacional; cobros y pagos con tarjetas magnéticas emitidas por las instituciones bancarias en Cuba; así como depósitos y extracciones de efectivo en pesos cubanos.
Además, como Correos de Cuba es firmante del acuerdo de pago de giros internacionales de la Unión Postal Universal (UPU), dicha licencia se amplía al pago de giros postales internacionales a través de transferencias a cuentas bancarias en moneda libremente convertible.
Correos de Cuba es el Operador Postal Designado de la República de Cuba ante la UPU, razón por la que gestiona el servicio de giros postales internacionales, que está comprendido como un servicio regulado y organizado por esa organización mundial, de conjunto con los países miembros y sus operadores postales.
Por tanto, la licencia otorgada por el BCC al Grupo Empresarial Correos de Cuba y sus empresas, le autoriza a realizar operaciones financieras internas y no a recibir remesas desde el exterior, facultad otorgada a otras entidades cubanas.



EL SERVICIO DE PAQUETERÍA INTERNACIONAL HOY RECIBE LA MÁXIMA ATENCIÓN Y PRIORIDAD DEL GOBIERNO POR EL IMPACTO QUE TIENE EN LAS FAMILIAS CUBANAS EN ESTOS TIEMPOS DE PANDEMIA…

Así lo afirmó el miembro del Comité Central del Partido y viceprimer ministro del Gobierno, Jorge Luis Perdono Di-Lella, durante la visita realizada en horas de la mañana de este jueves a la Empresa de Mensajería y Cambio Internacional perteneciente al Grupo Empresarial Correos de Cuba (GECC).
Acompañado por los ministros de Comunicaciones y de Transporte, Mayra Arevich Marín y Eduardo Rodríguez Dávila, respectivamente; y el Jefe de la Aduana General de la República, Nelson Cordovés Reyes, Perdomo Di-Lella intercambió con directivos y trabajadores del GECC y se actualizó de las estrategias y acciones desarrolladas por su Empresa de Mensajería y las 18 Empresas de Correos provinciales, para asimilar la avalancha de envíos postales y de paquetería internacional que desde mediados del pasado año y como consecuencia del impacto de la pandemia de la Covid-19 y del recrudecimiento del bloqueo, en cifras record han estado entrando al país, el mayor por ciento por vía marítima.
En diálogo sostenido con Carlos Asencio Valerino, presidente de Correos de Cuba; y Zoraya Bravo Fuentes, directora adjunta de la Empresa de Mensajería de la organización postal, el viceprimer ministro reconoció que ese complejo escenario superó las infraestructuras y capacidades de este Grupo Empresarial, que lo obligaron a realizar un reordenamiento de sus procesos operacionales, de transportación, distribución y entrega de los envíos a sus destinatarios en el país; así como a la adquisición de nuevos equipos de Rayos X, escáneres y otros recursos; y el apoyo recibido con personal, fuerzas y medios del propio sector de las Comunicaciones, de otros organismos y entidades y del sector no estatal, para poder asimilar, procesar y entregar en destino tan elevados volúmenes de cargas de paquetería en todos estos meses de pandemia.
Perdomo Di-Lella conoció que al cierre del primer semestre del 2021 ya se habían procesado y entregado a sus destinatarios en el país más de un millón de envíos internacionales, cifra similar a la tramitada por Correos de Cuba en todo el pasado año.
El dirigente gubernamental reconoció los problemas objetivos reales que ha enfrentado Correos de Cuba como consecuencia de las limitaciones financieras y de recursos que tiene el país a causa del bloqueo y otros factores, así como el esfuerzo realizado por sus trabajadores, que en estos duros meses de pandemia nunca han detenido los servicios y ciertamente han reducido los plazos de tiempo de los procesos operacionales. Sin embargo, cuestionó y criticó que todavía existen muchas insatisfacciones y reclamos de la población, sobre todo por la demora en la entrega de los envíos y también por algunos hechos de pérdidas, expoliaciones o cambio de contenido de envíos que se han producido, cuestiones que dijo hay erradicar definitivamente.
En el recorrido realizado por las plantas de procesamiento de la Empresa de Mensajería, el viceprimer ministro del Gobierno pudo apreciar y reconoció los cambios favorables que se han producido en las instalaciones y en las condiciones organizativas y de trabajo del personal de Correos y de la Aduana; y supo también que en las provincias la cifra de Centros de Clasificación Postal de las Empresas de Correos se elevó de 18 a 36, lo cual ha permitido a partir del mes de julio del presente año incrementar la productividad en los procesos operacionales y que el promedio de entrega diario de envíos a los destinatarios sea superior a los 15 mil paquetes, mientras que en el primer semestre esa cifra no superaba los 10 mil envíos por día.
No obstante, alertó de que Correos de Cuba aún no alcanza los niveles de eficiencia requeridos en sus procesos operacionales, para poder superar los atrasos acumulados que existen en las cargas de paquetería recibidas, de manera que ustedes tendrán que seguir revisando y perfeccionando lo que están haciendo, para poder cubrir las demandas de la población y lograr niveles de calidad en el servicio acorde a los estándares internacionales, recalcó.
Finalmente, insistió en que el servicio de paquetería internacional hoy recibe la máxima atención del Gobierno por el impacto que tiene en las familias cubanas en estos tiempos de pandemia. En ese sentido, llamó a los directivos de Correos de Cuba a seguir transformando las formas de pensar y de hacer en su gestión empresarial, romper los esquemas del correo tradicional y hacer las cosas de manera diferente, ajustándose a los tiempos que hoy vivimos y a las necesidades del país y de la población, emplear cada vez mejor y con mayor eficiencia las fuerzas con que cuentan; y las muchas reservas de que disponen que no se están empleando adecuadamente, a fin de incrementar y modernizar las infraestructuras y capacidades de la organización, así como a trabajar en cooperación con otras entidades estatales y el sector no estatal, para mejorar la calidad del servicio que es lo que hoy demanda el pueblo al que nos debemos.



CUBA ES ELEGIDA MIEMBRO DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DE LA UNIÓN POSTAL UNIVERSAL..

En el marco del 27 Congreso de la Unión Postal Universal (UPU) que del 9 y el 27 de agosto sesiona en la ciudad de Abiyán, Costa de Marfil, #Cuba resultó elegida nuevamente miembro del Consejo de Administración de ese organismo internacional de Naciones Unidas, por el voto de 132 de los países miembros, que representa el 82% de los participantes en ese evento.
Nuestras FELICITACIONES a todos los directivos y trabajadores de #CorreosdeCuba y del Ministerio de Comunicaciones.



CORREOS DE CUBA INFORMA QUE DHL SUPRIME TEMPORALMENTE LOS ENVÍOS DE PAQUETERÍA A CUBA…

La Empresa de Mensajería y Cambio Internacional del Grupo Empresarial Correos de Cuba ha sido notificada por la Compañía DHL que, ante la compleja situación actual de la pandemia Covid-19 que vive el mundo, se agravan las dificultades para disponer, por el momento, de más capacidades de carga en las aerolíneas con destino a Cuba y garantizar su servicio hacia nuestro país.
En tal sentido, DHL anuncia que desde el lunes 23 de agosto se suprime temporalmente a la Red el envío de paquetería a Cuba, permaneciendo disponible el servicio de documentos a La Habana y las provincias, en principio por dos o tres semanas, para observar cómo evolucionan las compañías aéreas y para conectar con la poca capacidad disponible ahora.



#CorreosdeCuba RATIFICA A LOS OPERADORES DE PAQUETERÍA QUE PUEDEN CONTINUAR REMITIENDO SUS ENVÍOS A CUBA..

El Grupo Empresarial Correos de Cuba informa que la Empresa de Mensajería y Cambio Internacional ratifica a los operadores privados de paquetería (couriers) que pueden continuar remitiendo sus envíos hacia Cuba tal y cual está pactado en los contratos. En tal sentido, trabajará intensamente para acelerar su procesamiento y continuar priorizando sus entregas a los destinatarios.
Dirección de Comunicación Institucional
Grupo Empresarial Correos de Cuba



CUBA DENUNCIA LA UTILIZACIÓN DE LAS TIC, DESDE LOS EEUU, CON FINES DE DESESTABILIZACIÓN SOCIAL…

Mayra Arevich Marín, ministra de Comunicaciones, dirigió carta al Secretario General de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), en la que denuncia que Cuba, como Estado miembro de la UIT, es objeto de acciones que acontecen a través del uso, desde los Estados Unidos, de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), con el fin de incitar actividades delictivas y terroristas, incluyendo ciberataques a sitios gubernamentales y medios de información.
La misiva fue entregada en la UIT a través del embajador de Cuba en Ginebra, Juan Antonio Quintanilla Román.
En la comunicación se expresa que estas acciones hostiles con el uso de las TIC, son contrarias a los principios recogidos en el preámbulo de la constitución de la UIT, donde se expresa que el fin de esta organización es: “facilitar las relaciones pacíficas, la cooperación internacional entre los pueblos y el desarrollo económico y social, por medio del buen funcionamiento de las telecomunicaciones”.
Arevich Marín reiteró el rechazo a la aplicación de medidas coercitivas unilaterales, al uso de las redes sociales para promover discursos de odio, incitación a la violencia, la subversión, la difusión de noticias falsas, la tergiversación de la realidad con fines políticos y como pretexto para el desencadenamiento de una guerra o una intervención militar.
En su misiva la Ministra de Comunicaciones de #Cuba recuerda que estos hechos de instigación a la violencia y al desorden público que se manifiestan en el país desde fines del 2020, se intensificaron a partir del 15 de junio del 2021. Denuncia como se han utilizado plataformas tecnológicas de empresas constituidas al amparo de las leyes estadounidenses como Twitter, Facebook y Youtube, que han permitido estas operaciones que son violatorias de sus propias políticas y procedimientos en relación a la observancia de sus términos y condiciones de uso. Muchos de estos hechos se realizan desde cuentas y dispositivos que están bajo la jurisdicción de EE.UU.
Desde el 12 de julio se han intensificado los incidentes de ciberseguridad contra #Cuba, fundamentalmente, mediante ataques de denegación de servicios, afectando la visibilidad de sitios gubernamentales como el de la Presidencia de la República, el del Ministerio de Relaciones Exteriores y otros de importantes medios de comunicación cubanos como el diario Granma y el portal web Cubadebate.
La Ministra de Comunicaciones solicitó a la UIT su intervención para que cesen estas acciones contra nuestro país y se exhorte al gobierno de EEUU a detener y evitar la utilización ilícita de las TIC en su campaña mediática contra #Cuba.
Además, reiteró el compromiso contraído por Cuba en la declaración de Principios de Ginebra durante la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información, de impedir que se utilicen las TIC con fines incompatibles con la estabilidad y la seguridad internacionales, que puedan afectar la integridad de las infraestructuras nacionales en detrimento de su seguridad y, asimismo, recalcó la necesidad de evitar el uso de estas tecnologías con fines subversivos, delictivos y terroristas.



“LA TIMBA” Y “EL FANGUITO” SE ALZARON EN ARMAS

Desde horas bien tempranas de la mañana del pasado sábado los vecinos de los barrios de La Timba y El Fanguito, se despertaron sorprendidos por el ruido de mujeres y hombres desconocidos que en camiones y otros vehículos, armados “hasta los dientes” con machetes, guatacas, rastrillos, escobas y otros medios de trabajo, irrumpieron en sus comunidades para producir un “alzamiento” de amor y solidaridad en esas populares localidades de La Habana.
Primero salió una señora diciendo: ¡Quieren un poquito de agua y café!. Luego otra que exclamó ¡Miren, aquí les traigo refresco frío!. Después vino un vecino preguntando ¿Y ustedes de dónde son…?
Somos trabajadores de los ministerios de Comunicaciones y de Relaciones Exteriores, de Correos de Cuba, Etecsa, Joven Club y de las empresas del Grupo Empresarial de la Informática y las Comunicaciones, que junto a la tropa de Comunales y conducidos por la dirección del Partido y el Gobierno del municipio Plaza de la Revolución, hemos venido en respuesta al llamado de nuestro presidente Miguel Díaz-Canel, a condenar el Bloqueo a Cuba y hacer #MiMoncadaHoy junto a ustedes, durante sábado 24, domingo 25 y lunes 26 de julio, para luego, en las próximas semanas y meses, junto al resto de los organismos y empresas de la capital, apoyar a las autoridades de La Habana en la limpieza y embellecimiento de sus barrios; en la atención, respuesta y solución (hasta donde sea posible) de las preocupaciones e insatisfacciones de sus vecinos, en particular, de los más vulnerables; y para impulsar proyectos comunitarios que pongan el barrio bonito y alegre.
Y así, poco a poco, durante sábado, domingo y lunes, se fueron sumando a este “alzamiento en armas” los vecinos de La Timba y El Fanguito, junto a los trabajadores del MINCOM y sus organizaciones empresariales (incluido Correos de Cuba), y de los ministerios de Relaciones Exteriores, Transporte, Industrias, y otros organismos y entidades de la capital.
En la actividad de clausura, que tuvo lugar en horas del mediodía de este 26 de julio, en la intersección más poblada de edificios del barrio de La Timba, con la presencia de los miembros del Comité Central, Jorge Luis Perdomo Di-Lella, vice-primer ministro; y Mayra Arevich Marín ministra de Comunicaciones; junto a Leira Sánchez Valdivia, primera secretaria del Partido en el municipio Plaza de la Revolución, los participantes en estas tres intensas jornadas de trabajo, amor y solidaridad, ratificaron la condena al bloqueo estadounidense y el apoyo a la Revolución en el Aniversario 68 del Asalto al Cuartel Moncada.

 

 




TRABAJADORES DE CORREOS DE CUBA RATIFICAN SU APOYO A LA REVOLUCIÓN EN EL ANIVERSARIO 68 DEL MONCADA…

En horas de la mañana de este viernes los directivos y trabajadores del Grupo Empresarial Correos de Cuba ratificaron la condena al bloqueo y su irrestricto e incondicional apoyo a la Revolución y al proyecto económico y social socialista, próspero y sostenible, que constitucionalmente la inmensa mayoría de los cubanos aprobamos llevar adelante en nuestra patria.
En el acto, efectuado en la sede de la OSDE Correos de Cuba, hicieron uso de la palabra a nombre de los jóvenes, Devorah Tey Pereira, de la Unidad de Auditoría Interna; a nombre de los trabajadores, Maritza Ríos Ballaga, secretaria general del Buró Sindical; a nombre de los militantes del Partido, Jesús García Barrios; y las conclusiones estuvieron a cargo de Eldis Vargas Camejo, vicepresidente primero de nuestro Grupo Empresarial.
El directivo ratificó que, a pesar del complejo escenario que impone el recrudecimiento del bloqueo y la pandemia de la Covid-19, los trabajadores de Correos de Cuba continuaremos haciendo lo que nos corresponde, trabajando con mayor disciplina y profesionalidad en la gestión de venta de nuestros productos y brindando servicios de mayor calidad; distribuyendo y entregando la prensa y los paquetes como máxima prioridad; pagando los giros, la asistencia y seguridad social en tiempo y forma; atendiendo con amabilidad y sensibilidad a nuestros clientes; dando respuesta oportuna y adecuada a sus quejas y reclamaciones; protegiendo nuestras instalaciones y los recursos puestos a nuestro resguardo; haciéndolo con amor, responsabilidad y sentido de pertenencia.
A eso nos convocaron la máxima dirección de nuestro Grupo Empresarial y sus organizaciones de base del PCC, la UJC y el Sindicato, al saludar este 26 de Julio el Aniversario 68 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.
Similares actividades de reafirmación revolucionaria se realizaron este viernes en las 20 empresas de la organización postal cubana.
Y, por supuesto, durante los próximos días y semanas los trabajadores de #CorreosdeCuba estaremos junto a nuestros colegas del sector de las comunicaciones, apoyando a las familias de los barrios de #LaTimba y #ElFanguito en #LaHabana y, además, siempre alertas y con la guardia en alto, para en caso de que fuese necesario, acudir de inmediato a nuestros centros laborales y a las calles a defender la Revolución y la obra que tanta sangre ha costado, frente a quienes intenten arrebatarnos la paz y la tranquilidad que prima entre nuestras familias y en nuestro pueblo.



#Cuba QUE LINDA ES CUBA QUIEN LA DEFIENDE LA QUIERE MÁS…

Y si los revolucionarios cubanos y, entre ellos, los trabajadores de Correos de Cuba, nos unimos y le ponemos corazón a todo lo que hacemos, no hay enemigo que nos venza, ni en la calle, ni en las redes sociales, ni en ningún momento, tiempo o lugar. Por eso le decimos y le pedimos a todos nuestros trabajadores, amigos y seguidores #ACubaPonleCorazón.



!A CUBA PONLE CORAZÓN!

Los trabajadores de Correos de Cuba compartimos y apoyamos el discurso pronunciado por  nuestro presidente, Miguel Díaz-Canel, en el acto de reafirmación revolucionaria, en la explanada de La Piragua, La Habana, el 17 de julio de 2021, “Año 63 de la Revolución”.

Querido General de Ejército Raúl Castro Ruz, líder de la Revolución Cubana;

Pueblo de Cuba, cubanas y cubanos;

Compatriotas:

¡Viva Cuba Libre! (Exclamaciones de: “¡Viva!”)

Libre de injerencias extranjeras y libre del odio que han azuzado quienes llevan 60 años apretando el cuello de la nación para hacerla estallar y ahora quieren presentarse como nuestros salvadores.

Cesen la mentira, la infamia y el odio. Cuba es profundamente alérgica al odio.  ¡Y jamás será tierra de odio!

No se construye nada bueno desde el odio. El odio nos roba tiempo para amar y hasta el amor mismo si lo dejamos entrar como reacción frente al odio que nos adversa.

Lo hemos experimentado en estos días de odio desbordado en las redes sociales, redes no tan “sociales”, que han sido la compañía permanente de padres e hijos en estos largos meses de pandemia, al punto de que muchos pasan más tiempo conectados a la red que conectados a la familia; esa familia, que con unidad, puede ser invulnerable ante todo lo que la amenaza.

Una madre me contaba ayer que su hija adolescente preguntó, con lágrimas en los ojos, si eso era Cuba, al ver las imágenes de los actos de violencia que algunos de sus amigos compartieron en Facebook.

Los dueños de esas redes, los dictadores de sus algoritmos, como bien denuncia un documental reciente, han abierto al odio, sin el más mínimo control ético, las compuertas de sus poderosas plataformas.

Es un odio que fractura a la familia, a los amigos, a la sociedad, y que amenaza con llevarse muchos de nuestros valores al rincón de lo inservible.

El bombardeo de imágenes cargadas de violencia, sangre, protestas, alaridos, vandalismo, amenazas, acoso y represión no ha conocido pausas en los últimos seis días.

En las semanas previas se desarrolló una intensa operación político-comunicacional por parte de una gran plataforma de intoxicación mediática, financiada por el Gobierno de los Estados Unidos y por la maquinaria política de la Florida.

Su objetivo era alentar disturbios e inestabilidad en el país, aprovechando las difíciles condiciones provocadas por la pandemia, el bloqueo recrudecido y las 243 medidas de la administración Trump.

Realizaron en esos días actos de Guerra No Convencional que incluyeron llamados al estallido social, a la violencia, a la agresión a agentes policiales, al vandalismo y al sabotaje.

Utilizaron para ello sistemas de inteligencia artificial y Big Data, cibertropas y actos de ciberterrorismo para promover la fabricación artesanal y uso de armas o elementos incendiarios, acciones integradas de acoso, chantaje o financiamiento a líderes digitales o influencers internacionales.

Contaron con la complicidad de una poderosa trasnacional que les permitió violar impunemente sus propias regulaciones, y desatendió las legítimas denuncias de los usuarios y de algunos medios de prensa y agencias cablegráficas.

La Televisión Cubana ha puesto en evidencia los objetivos de esta campaña al reconstruir en secuencia los acontecimientos del pasado domingo.

Primero se convocaron las protestas, después se construyó el relato falso de los hechos para generar reacciones emotivas de solidaridad con los manifestantes, y luego se desataron las acciones vandálicas que ocurrieron horas antes de nuestra improvisada comparecencia en televisión al regreso de San Antonio de los Baños.

Está clara la ruta de la infamia. A posteriori, todos los hechos se han presentado desordenadamente, como si fueran fruto de nuestro legítimo llamado a los revolucionarios a defender la Revolución.

La historia se pretende contar al revés. No importa lo que haya dicho, no cuentan los llamados a la unidad, la paz y la solidaridad entre todos. La interpretación malintencionada es que se convocó a una guerra civil.

Podremos desmontar las llamadas fake news, desmenuzar las mentiras, mostrar cómo se fabricó toda la falsa realidad de Cuba en escenarios virtuales, pero ya han causado un daño inconmensurable al alma nacional, que tiene entre sus valores más sagrados la tranquilidad ciudadana, la convivencia, la solidaridad y la unidad.

Estamos bajo el fuego sofisticado de una ciberguerra que incluye el ciberterrorismo y el terrorismo mediático en su instrumental agresivo.

Las denuncias del Canciller cubano el pasado martes no han sido contestadas. No ha habido ni un intento de respuesta por parte de las autoridades del Gobierno Republicano de la Florida sobre los fondos asignados a estos proyectos, con los cuales pretenden atacar al país y, al mismo tiempo, desarmarlo de sus posibles medios de defensa.

No solo el Minrex, también el sitio de la Presidencia, el popular portal de noticias y análisis sobre la realidad cubana Cubadebate, Granma, Juventud Rebelde y, prácticamente, todos los medios públicos cubanos están sufriendo ataques intermitentes con denegación de servicios en medio de una atroz campaña de demonización del Gobierno.

Tratan de silenciar cualquier alternativa a la narrativa anticubana que hoy se despliega en portadas alarmistas. Los amigos de Cuba, que conocen y sufren la manipulación y el silencio, no pueden acceder a los medios cubanos y nos han enviado los reportes de denegación de acceso.

En el apogeo de la mentira se emplean imágenes falsas, lo que ya ha sido bien documentado por nuestros periodistas, se estimulan y glorifican el desacato y la destrucción de inmuebles, la compulsión al asalto y el acoso amenazante a ciudadanos y a las familias.

Ahora mismo, lo que el mundo está viendo de Cuba es una mentira, a todo un pueblo levantado contra el Gobierno y a un Gobierno que reprime a su pueblo.

No es raro que, bajo ese bombardeo mediático, algunos duden y se pronuncien suponiendo una separación que no existe.

No juzgo, no condeno. Entiendo que son avasalladoras las armas del adversario, pero ¡al lado del pueblo, con el pueblo y por el pueblo sigue estando la Revolución! (Aplausos y exclamaciones de: “¡Viva la Revolución! ¡Viva Díaz-Canel! ¡Viva el pueblo! ¡Abajo los yanquis! ¡Abajo el bloqueo!)

No con declaraciones, sino con hechos. Cuando la etiqueta de #SOSMatanzas estaba apagándose en el ciberespacio, al lado de Matanzas y de toda Cuba no se vio a los promotores de la intervención humanitaria. Estaba el mismo pueblo noble y solidario que sufre las consecuencias del bloqueo y estaba el Gobierno cubano.

¿Quién no se estremeció al saber que vándalos de la peor entraña apedrearon la sala infantil del hospital de Cárdenas, obligando a niños y madres a buscar refugio en los baños o bajo las camas de la institución?

Mañana deberán contarse muchas historias personales de la reacción popular al ataque y al acoso, de cuánto han tenido que contenerse las fuerzas del orden por el cuidado que se les exige para evitar excesos; pero que nadie se equivoque: la mayoría del pueblo, del mismo pueblo agobiado e irritado por las carencias que nos demanda mejor gestión de Gobierno, pide también que se ponga coto a la violencia (Aplausos y exclamaciones de: “¡Vivan nuestros médicos!”).

Compatriotas:

Ninguna mentira se ha levantado por casualidad o error.  Todo está fríamente calculado según el manual de Guerra No Convencional.  Ya habló el impresentable de la OEA, ministerio de colonias al que nos honra no pertenecer.

No estamos especulando. Hablan unos para que después se pronuncien otros.  Ahí está, al acecho, el ala dura del Congreso norteamericano afilándose los dientes y exigiendo a sus adversarios políticos de la actual administración que actúen ya contra Cuba, que convoquen al Consejo de Seguridad,  y que consideren un acto hostil y una amenaza a la sacrosanta Seguridad Nacional del imperio cualquier intento de emigración masiva hacia sus costas.

Nada de esto es nuevo.  Lo han intentado otras veces.  Es su manera de poner a la administración adversaria contra las cuerdas, y tratar de hacerles cumplir a ellos el propósito jamás logrado de borrar del mapa el mal ejemplo de esta pequeña Isla, empeñada en mantenerse soberana e independiente cuando tantos se pliegan a sus órdenes (Exclamaciones de: “¡Que lo sepan los nacidos y los que están por nacer, nacimos para vencer y no para ser vencidos!” (Aplausos).

Casi con la leche materna, nuestros padres nos inculcaron una advertencia martiana: “Los hombres van en dos bandos: los que aman y fundan, y los que odian y deshacen”, nos dijo el Apóstol.

¡Cuba seguirá fundando!  Lo está haciendo ahora mismo, con las primeras dos vacunas latinoamericanas: Abdala y Soberana (Aplausos y exclamaciones de: “¡Viva la medicina cubana!  Exclamaciones de: “¡Viva!”).  Lo está haciendo también con otra noticia que la maldad ha querido esconder: el ciento por ciento de eficacia frente a la gravedad y el fallecimiento que probó la tercera fase de los ensayos clínicos de Abdala (Aplausos y exclamaciones de: “¡Viva!”).

Cuando un pueblo ha llegado tan lejos en la realización de sus sueños y en la conquista de derechos, que para medio planeta son una quimera, no lo detiene ni la violencia ni el miedo.

Nada de esto que denunciamos hoy nos aparta de la necesaria autocrítica, de la rectificación pendiente, de la revisión profunda de nuestros métodos y estilos de trabajo que chocan con la voluntad de servicio al pueblo, por la burocracia, las trabas y la insensibilidad de algunos que tanto dañan.

Hoy vengo a reiterar el compromiso de trabajar y exigir por el cumplimiento del programa que nos hemos dado como Gobierno y como pueblo, revisado a la luz de los posibles errores de estos años de presiones intensas, particularmente, los dos últimos.

Compatriotas:

No es por capricho que nos reunimos aquí esta mañana en medio de una compleja situación epidemiológica.  Respetando en lo posible las medidas sanitarias y de distanciamiento físico, los hemos convocado para denunciar una vez más el bloqueo, la agresión y el terror.  No podíamos dilatar este encuentro, el enemigo ha vuelto a lanzarse con todo para destruir la sagrada unidad y la tranquilidad ciudadana.

¡Ratificamos que Cuba es de todos! (Aplausos y Exclamaciones de: “¡Viva Cuba!”  “¡Vivan los cubanos!” “¡Viva la unidad!” “¡Viva Raúl!”  “¡Viva Díaz-Canel!”).  ¡Venceremos!

Les comparto sentimientos y reflexiones, estados de ánimo, disposición y convicciones (Aplausos y exclamaciones de: “¡Pa’ lo que sea, Díaz-Canel, pa’ lo que sea!  ¡Pa’ lo que sea, Díaz-Canel, pa’ lo que sea!”).

Solo podremos tener más si creamos más.  Lograremos lo que nos propongamos empujando todos juntos la obra.  Por delante tenemos el inmenso ejemplo de la Ciencia cubana, que se propuso y logró en tiempo récord y apenas sin recursos dos vacunas y otros candidatos vacunales que nos permiten enfrentar el futuro con esperanzas que otros pueblos no tienen.

Si hemos podido en algo tan colosal y difícil, ¿qué no podremos en otras áreas?

Y, sobre todo, cuánto más podremos si articulamos los diálogos pendientes, rescatando la obra social, promoviendo mayor atención a sectores vulnerables, a los barrios, apoyados en la experiencia de la obra que nos legó el Comandante en Jefe, en años tan desafiantes como estos; a eso llamaba Gerardo.

La Revolución Cubana borró para siempre las semillas de la maldad, del odio, del deshonor y el crimen.  Es importante por eso, que busquemos las causas profundas de la violencia que puja por emerger ante las necesidades, y que cumplamos la labor pendiente para hacer que predomine en la herencia cubana el gen de los bravos, de los honestos, de los justos, de los honorables, de los alegres hijos de esta tierra cubana (Aplausos y exclamaciones de: “¡Abajo el bloqueo!” “¡Abajo la agresión imperialista!”).

“Solo el amor convierte en milagro el barro/ Solo el amor alumbra lo que perdura”, hemos cantado mil veces con el martiano Silvio.

¡Vamos a ponerle corazón a la obra común.  Un corazón del tamaño de nuestras dificultades!  ¡Juntos podemos! (Aplausos y exclamaciones de: “¡Juntos podemos, juntos podemos, juntos podemos!”).

¡Que viva Cuba soberana, independiente y socialista!  (Exclamaciones de: “¡Viva!”)

¡Cuba de amor, Cuba de paz, Cuba de unidad, Cuba de solidaridad!” (Exclamaciones de: “¡Viva!”)

¡Cuba de todos los cubanos que, estén donde estén, trabajan por verla avanzar con sus propias piernas y sus propios brazos hacia un destino de prosperidad posible! (Exclamaciones de: “¡Viva!”).

¡A Cuba ponle corazón!  ¡Ponle corazón a la Patria, a la Revolución, al Socialismo!

¡Venceremos! (Exclamaciones de: “¡Venceremos, venceremos, venceremos!” “¡Juntos podemos, juntos podemos!”)