Los derechos humanos en Cuba: no es cosa de juego.

image_pdfimage_print

Este 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, los trabajadores de Correos de Cuba apostamos por la promoción y defensa de los derechos humanos de los cubanos.

Como bien señaló el colega de Granma, Jorge Quevedo Ocampo, no puede quedar en el silencio la situación de los derechos humanos en este pequeño país bloqueado: debe y tiene que ser conocido por todo el mundo.

Los cubanos tienen argumentos para pensar que sus derechos merecen atención. Sobre todo, sus derechos humanos. El tema debe ser dado a conocer con más amplitud en todo el mundo. ¡Para que se sepa lo que ocurre en Cuba!

Quizás no sólo se encuentren respuestas para asunto tan utilizado y mencionado por los Estados Unidos. Es posible que la Administración de Washington lo sepa, pero de todas maneras hay que decirlo. En Cuba los derechos humanos no son cosa de juego. Lo que acontece en Cuba debe divulgarse

La educación en la mayor de las Antillas está garantizada para todos por igual, donde todos tienen idénticas posibilidades reales de escalar en los niveles de enseñanza hasta las universidades y luego tener asegurado el empleo para el cual estudió. La instrucción es gratuita totalmente.

La Revolución cubana aplica desde sus orígenes el principio de su Héroe Nacional, José Martí, de que “ser culto es el único modo de ser libre”.

Desarrolló una campaña que libró al país del analfabetismo y en más de 40 años ha extendido y consolidado un sistema educacional de los mejores del mundo.

Actualmente realiza una serie de transformaciones que profundiza el aprendizaje, por ejemplo, según datos oficiales, mediciones efectuadas muestran que debido a ello un niño aprende 2,2 veces más Matemáticas y 1,5 veces más Español.

Junto a la educación, el acceso a los servicios de salud constituye uno de los derechos humanos más esenciales, pues determina sobre las posibilidades de vida o muerte de las personas.

Lo más importante es el concepto y la voluntad política en este tema. En Cuba cuando un ciudadano llega a un hospital, no se le pregunta cuánto gana, ni si tiene seguro médico o tarjeta de crédito. No se le exige la cédula electoral, ni se le pregunta su filiación política. Los medicamentos están al alcance de todos.

Los servicios de salud son totalmente gratuitos y cercanos a los lugares de residencia.

Hasta los poblados lejos de los grandes conglomerados urbanos llegan los servicios de salud de alta calidad, con tecnología solo vista hasta ahora en grandes hospitales de países con recursos.

Internacionalmente son conocidos los triunfos de la cultura y el deporte cubanos.

Son solo cuatro frentes de desarrollo para cualquier país: educación, salud, deporte y cultura. ¿Cuánto vale un país?. – El valor de sus hombres y mujeres.

El mayor capital que se puede tener es el humano y es ahí donde radica la fuerza de Cuba. Una nación asegura su futuro si atesora hombres y mujeres de bien.

Es por eso, que el caso de Cuba, NO puede quedar en el silencio, la situación de los derechos humanos en este pequeño país bloqueado debe y tiene que ser conocido por todo el mundo.

A ello añadiríamos que, Cuba no solo promueve los derechos individuales sino también los derechos colectivos.

Cuba es Estado parte y ha ratificado 44 de las 61 Convenciones de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Mientras que los Estados Unidos solo tiene rubricados 18 de esos instrumentos jurídicos.

Cuba es, desde el 2006, país fundador del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que integran solo 47 naciones por votación secreta.

Cuba ha consolidado relaciones con los Comités de los Órganos de Tratados de la ONU, que son los evalúan el cumplimiento de las Convenciones de Derechos Humanos.

Cuba comparte lo que tiene y no lo que le sobra con los pueblos más necesitados.

En Correos de Cuba, los principales derechos humanos de sus trabajadores están garantizados, en el derecho al trabajo; en el salario que perciben en correspondencia con sus resultados en las labores que desempeñan; en la posibilidad que tienen de contribuir con sus criterios y de participar activamente en la elaboración y el cumplimiento de los planes económicos; con sus aportes al desarrollo de proyectos e innovaciones en interés de elevar la eficiencia de los procesos operacionales y comerciales; la eficacia de la gestión económica y el control interno, los aseguramientos logísticos, tecnológicos, informáticos y la gestión de comunicación institucional.

Los trabajadores de Correos de Cuba, laboran con denuedo para contribuir a la mejora continua de la gestión empresarial y elevar la calidad de los servicios de alta demanda e impacto social que brindan al pueblo.

Los hombres y mujeres de Correos de Cuba, que somos parte de este pueblo, tenemos por tanto argumentos suficientes para defender los derechos humanos de los cubanos, que son los mismos que ha promovido y protegido la Revolución desde 1959.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 1 =


  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.
  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.