CÓMO USAR UN NASOBUCO.

image_pdfimage_print

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el uso de nasobucos para las personas que presentan síntomas de COVID-19 o nuevo coronavirus y quienes cuidan de personas que tienen síntomas sospechosos como tos, dolor de garganta o fiebre y los que trabajan en servicios directos a la población.
¿Cuándo debemos usar el nasobuco?
· Si usted está sano, sólo necesita llevar el nasobuco si atiende o tiene vínculo con alguien que esté enfermo o se sospeche que pueda estar infestado con el COVID-19.
· Lleve también nasobuco si tiene tos o estornudos.
· También es recomendable usarlo por personas cuyas funciones las realizan cercanos a la población.
· Los nasobucos sólo son eficaces si se combinan con el lavado frecuente de manos con una solución hidro alcohólica, o con agua y jabón.
· Si necesita llevar un nasobuco, aprenda a usarlo y quitárselo correctamente, así como a lavarlo y plancharlo en caso de que sea reutilizable.
¿Cómo ponerse, usar, quitarse y desechar un nasobuco?
· Antes de ponerse un nasobuco, lávese bien las manos con un desinfectante a base de alcohol, o con agua y jabón.
· Cúbrase la boca y la nariz con el nasobuco y asegúrese de que no haya espacios entre su cara y el mismo.
· Evite tocar el nasobuco mientras lo emplea; si lo hace, lávese bien las manos con un desinfectante a base de alcohol, o con agua y jabón.
· Cámbiese de nasobuco tan pronto como esté húmedo y no reutilice los que sean de un solo uso.
· Para quitarse la nasocubo: quíteselo por detrás (reiteramos, no toque la parte delantera del mismo); deséchelo inmediatamente en un recipiente cerrado; y lávese bien las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
¿Cómo reutilizar el nasobuco de tela?
· Una vez retirado el nasobuco, póngalo a remojar en agua jabonosa durante 15 minutos. Si dispone de cloro, vierta una cucharada en el agua jabonosa.
· Restriegue con energía para desprender las secreciones que pueden haberse adherido a la tela.
· Enjuague con abundante agua corriente hasta que no queden restos de agua jabonosa.
· Póngalo a secar al sol y al aire.
· Una vez seco, plánchelo a altas temperaturas.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − uno =


  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.
  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.